Una noche de bar cualquiera

lunes, febrero 11, 2013 Laura Sanchez 0 Comments

La inocencia se consume,
gris ceniza de un cigarro
encendido por la realidad

En su esquina baila la cordura,
un suave blues, con regusto
a la hiel más dulce

En el azul cerúleo del deseo,
espero.
... Lento...
... Condescendiente...
... Apático ...
que los minutos dejen
sombra en el largo ciprés
de mi existencia.

Me como crudas las palabras,
que mi soledad me sirve
con desgana

Y aletea en el fino borde
de mi copa
una llamada desesperada
que ni cogí ni cogeré

0 suspiros:

Los comentarios me animan mucho a seguir escribiendo, asi que, si os gusta, comentad^^