El silencio revoltoso

miércoles, julio 22, 2015 Laura Sanchez 0 Comments

¿Viste como se coló el silencio en la habitación?
Se coló por la rendija de la ventana medio abierta,
por el hueco entre tu cabezonería y mi insensatez.

Míralo, míralo comer palomitas en el sofá,
mientras nosotros nos tejemos el calor con el orgullo. 

¡Hasta la cocina ha ido el atrevido!
Se ha rebozado en la harina y juega a hacernos pedorretas mientras compartimos el café, 
borrachos de la sensación de tener razón.

Contigo y conmigo en la cama se metió,
cual gato caprichoso alborotó las sabanas
y hasta el colchón.


¿Qué hacer amor, cuando el silencio es compañero del dolor?

Te miro y no puedo dejar de pensar en las pequeñas tragedias que nos separaron.

La perdida de unas llaves, de un billete de autobús y de nuestra pasión.

Dejamos que el silencio se hiciera emperador de nuestro calor,
y ahora ha dejado poco menos que cenizas para tapar nuestras lágrimas.

Sé valiente, coge la mano que mi cariño aún te tiende,
déjame que me vuelva a perder entre los lunares de tu intimidad.

Destierra al silencio y deja que sea tu risa sea la que llene nuestro espacio en común.

Alza los ojos y mírame amada mía.


Y ella alzó sus ojos azules. 

0 suspiros:

Los comentarios me animan mucho a seguir escribiendo, asi que, si os gusta, comentad^^